.

Segunda Opinión Médica

Sobre el derecho a acceder a una segunda opinión médica, vale la pena indicar que la Corte Constitucional en apartes de la Sentencia T-168 de 2013, ha abordado el tema de la siguiente manera:

"(...) La jurisprudencia de esta corporación también ha establecido, por regla general, que el criterio del médico tratante al diagnosticar, al igual que respecto de los procedimientos y medicamentos que considere del caso prescribir, se presume pertinente, idóneo y atinado, siendo los profesionales de la medicina, más aún los especialistas, quienes tienen el conocimiento científico necesario para asumir tales conceptos y decisiones, sin embargo que puede desdeñarse la manifestación del paciente, que al ser quien padece la afección y percibe los síntomas, puede contribuir a determinar si las aplicaciones médicas están bien encaminadas hacia el alivio esperado. En esa medida, este tribunal ha señalado que cuando el estado del paciente revela que el tratamiento prescrito por el médico encargado no ha sido efectivo para mitigar la enfermedad, aquél "tiene derecho a buscar una segunda opinión médica y a que la institución que lo ha venido tratando, le suministre a este otro médico, todos los elementos de juicio que a la fecha se hayan recaudado"
3[12] Cfr. T-596 de junio 15 de 2004 (M. P. Manuel José Cepeda Espinosa).

¿Cuándo pedir una segunda opinión médica?

Ante el diagnóstico de enfermedades de alto riesgo es más seguro contar con más de un concepto especializado para evitar tratamientos agresivos o pérdidas irreparables por un error.

Un 88% por ciento de los pacientes que buscó una segunda opinión médica, obtuvo un diagnóstico nuevo o uno mejorado

Cuando las personas enferman lo normal es que busquen a un doctor para que les diga por qué se sienten así. Pero en ciertos casos, como en las dolencias de mayor dificultad, muchos pacientes quieren otro concepto. Esto no debe ser visto como algo malo y de hecho es una práctica común que a veces resulta en un mejor diagnóstico. Según un estudio realizado por la Clínica Mayo de Minnesota, Estados Unidos, hasta un 88 por ciento de los pacientes llegaron a sus consultorios buscando una segunda opinión médica, obtuvo un diagnóstico nuevo o uno mejorado. Los investigadores estudiaron los registros de 286 pacientes durante dos años y concluyeron que de ellos, el 66 por ciento recibió una mejor valoración. Para el 21 por ciento la evaluación fue completamente diferente a la inicial y solo en el 12 por ciento de los casos el primer diagnóstico se confirmó.

Esto sucede porque en enfermedades complejas los médicos no siempre tienen la respuesta o no llegan pronto a un diagnóstico. A veces los mismos médicos son quienes indagan sobre otras opiniones, pero en otras pueden ser los propios pacientes. Buscar un segundo concepto no tiene otro fin que evitar ese error médico que conduce a tratamientos innecesarios, situaciones inútiles de estrés o, en el peor de los casos, la muerte.

James Naessens, investigador sobre políticas de la atención médica y director del estudio que se publicó en Journal of Evaluation in Clinical Practice, asegura que cuando los aseguradores no permiten que el paciente vaya a otro médico a confirmar el diagnóstico o a pedir a una segunda opinión "se impide que se identifique un error en el diagnóstico y lleva al retraso del tratamiento y a complicaciones que derivan en procedimientos más caros y hasta en un daño o en la muerte del paciente".

Por su parte, Aaron Ossiaz, gerente general de Segunda Opinión, una organización encargada de gestionar dictámenes alternos con especialistas en Estados Unidos, explica que ese concepto adicional "es un protocolo de prevención de errores médicos que aplica para enfermedades de alto riesgo, de difícil diagnóstico o en cuyos casos los tratamientos afectan la calidad de vida de la persona", dice. Para algunos procedimientos con índices de error considerables o muy invasivos como las biopsias, una apreciación diferente a la inicial es casi una necesidad.

Para el médico cardiólogo Alberto Negrete, contar con esta posibilidad "le da mucha más tranquilidad a los pacientes y eso es lo más importante". A nivel mundial el tema es polémico porque muchos profesionales de la salud no están acostumbrados a la interconsulta. "Se sienten heridos en su ego profesional", afirma Ossiaz.

Pero para otros es un recurso valioso y una ayuda al momento de decidir cuál es el mejor camino a seguir para enfrentar mejor una enfermedad. Un punto de vista diferente puede enriquecer el diagnóstico. "Muchas veces entre médicos pedimos segundas opiniones y me parece importante hacerlo cuando el tratamiento no nos convence o no nos gusta y queremos evaluar más opciones", dice Negrete.

Que esta opción se convierta en una herramienta útil para los médicos está lejos de ser viable en países como Colombia donde hay muy pocos especialistas, según Ossiaz. Es importante tener en cuenta que "quien brinde ese segundo concepto sea completamente independiente para que no se preste a un conflicto de intereses", añade el experto.

En Colombia, pedir una segunda opinión médica es un derecho que está respaldado por la Corte Constitucional, pero solo en ciertas circunstancias entre las que está que la petición para una nueva valoración esté bien justificada, se demuestre que el tratamiento actual no ha logrado avance, mejoría o el progreso esperado y que la vida está en riesgo.

¿Que características debe tener una Consulta de Segunda Opinión?

  1. INDEPENDENCIA: Es decir, el profesional que emite el concepto no podrá tener intereses ajenos a los del paciente y no podrá estar vinculado con la aseguradora del paciente que realiza y/o sufraga el costo del tratamiento. De igual modo, deberá ser independiente de las empresas farmacéuticas interesadas en promover sus propios productos.

  2. IDONEIDAD: La calidad científica de quien provee una segunda opinión debe estar acreditada mas allá de cualquier duda, y en muchos casos deberá ser inter-disciplinaria, pues de acuerdo a las estadísticas internacionales, en mas de un 50% de los casos analizados, se ha requerido la participación multidisciplinaria de varios especialistas. La idoneidad también hace referencia a la especialidad; de tal suerte que quien emite el segundo concepto es igual de especialista al primero.

  3. OPORTUNIDAD: La prestación de este servicio se lleva a cabo dentro de los siguientes diez (10) días calendarios a la solicitud y para ello El Centro iPreveniRe cuenta con una RED de especialistas todos ellos dispuestos para la TELECONSULTA o para la Consulta Presencial.

¿Cómo acceder al servicio?

El servicio de SEGUNDA OPINIÓN es dirigido y administrado por un equipo de profesionales de la salud con una amplia experiencia y bajo el liderazgo de nuestro Nuestro Director Médico (Dr. Pedro A. González L).

Este equipo supervisa la totalidad del proceso de asistencia de Segunda Opinión y es el único encargado de informarle sobre los pasos a seguir.

Una vez que Usted haya tomado la decisión de solicitar una Segunda Opinión, usted llena una solicitud y adjunta la mayor cantidad de información sobre su historia clínica (incluyendo los últimos controles), así como imágenes, placas de patología, resultados de laboratorio, fotografías, videos y demás que se consideren útiles para el análisis.

* Para poder continuar con el proceso de Segunda Opinión es necesario que el paciente firme el formato mencionado.

Remita dice información a la dirección electrónica: salud@institutoprevenire.com o envíela a la dirección: Carrera 7B bis # 132-38, Consultorio 704. En un sobre sellado y por Correo certificado.

La información recibida es revisada por el coordinador médico que se ha designado para el manejo del caso y es quien se pondrá en contacto con Usted y/o su médico para garantizar que la información requerida este completa y sea de buena calidad. Una vez traducida la información (cuando se requiera), esta es encriptada (cifrada) y remitida a uno de los médicos adscritos al Centro iPreveniRe quien luego se pondrá en contacto con usted y hará una pre-consulta con el fin de completar la información.

Una vez se tenga la información, se le asignará una TELECONSULTA con el especialista que considere el médico líder que le sea asignado.

En dicha TELECONSULTA se le completará su historia clínica y se le tomaran otros datos de la anamnesis.

Después de la TELECONSULTA le será entregado un documento escrito y firmado por el especialista que se constituye en la SEGUNDA OPINIÓN.

Si el concepto es muy diferente y/o genera dudas al médico tratante, el Centro iPreveniRe coordinará una video o teleconferencia entre el médico tratante y el especialista que emitió la Segunda Opinión para que discutan el caso.

Carrera 7B bis # 132-38. Consultorio 704. Teléfono: 8058643. Celular: 3102105174 Email: salud@institutoprevenire.com

Bogotá, D.C - Colombia