¿Qué es la medicina funcional? 

La medicina funcional es la práctica médica que aborda de forma más completa las necesidades de salud de las personas en el siglo XXI. CUERPO-MENTE-ALMA.

El enfoque de la medicina tradicional está centrado en la enfermedad; en cambio la medicina funcional se enfoca en la persona!

Los médicos que practicamos la medicina funcional pasamos mucho tiempo con nuestros pacientes, escuchando sus historias y analizando las interacciones que hay entre los factores genéticos, ambientales y el estilo de vida que pudieran tener una influencia negativa sobre la salud y sobre la enfermedad.

De esta forma, la medicina funcional apoya la expresión única de Salud y Vitalidad en cada individuo!

Desafortunadamente esta forma de medicina no es la que practican en nuestras EPS!

La Medicina Funcional es la tercera forma de medicina!

Dr. Pedro A. González Lombana
Dr. Pedro A. González Lombana

Yo (Dr. Pedro A. González L), he practicado la Medicina Funcional por mas de 7 años y a pesar que no fue el modelo que aprendí en la universidad, este termino está acuñado hace más de 30 años!

No es una medicina alternativa como la homeopatía o la acupuntura. Y tampoco es una medicina integrativa!

La Medicina Funcional es una disciplina complementaria diferente a la práctica tradicional!

...simplemente me esfuerzo por no ignorar la ciencia, pero miro mucho más profundamente la bioquímica, la filosofía, la genética, el entorno y los hábitos de mis pacientes; para determinar la causa real de sus síntomas y formular un tratamiento más racional...TODO DE LA MANO DE DIOS!.

La particularidad de la medicina funcional se debe a su fuerte dependencia de ciertas ciencias básicas (toxicología, bioquímica, fisiología, anatomía y genética) que en muy diversos grados son parte de los planes de estudios de todos los profesionales de la salud.

Estas ciencias básicas también se les conoce como "ciencias puras" porque se ajustan con mayor rigor al método científico.

Un método para ser calificado de investigación, debe basarse en la recopilación de pruebas observables, empíricas y medibles que sean sujetas a los principios básicos de razonamiento.

Un método científico consiste en la recolección de datos a través de la observación y la experimentación, y la formulación y comprobación de hipótesis. Una vez que una hipótesis ha sido probada, la nueva información se puede añadir a la de los estudios anteriores acumulados y proporcionar un modelo predecible que luego se puede utilizar para formular otras hipótesis y experimentación.

La medicina funcional se diferencia de la medicina convencional o alternativa, ya que se ajusta a una aplicación mucho más rigurosa del método científico y utiliza un número mayor de datos científicos acumulados para investigar la causa de los síntomas, la enfermedad y la disfunción.

Hay que aplicar a diario en la atención de los pacientes el conocimiento de la biología celular, la física, la genética, la anatomía, la toxicología, fisiología, microbiología, bioquímica, química clínica, la antropología médica, química orgánica y / o endocrinología. En esencia es ver al individuo como un TODO!

¿Cuándo fue la última vez que el médico de su aseguradora pidió una prueba para evaluar los productos intermedios del ciclo del ácido cítrico para ver si hay problemas con la producción de ATP, que es el combustible que mueve la vida? o ¿Cuándo fue la última vez que su nefrólogo le midió la peroxidación lipídica para ver el grado de estrés oxidativo que afecta la función de sus riñones? o ¿Ha medido su cardiólogo los niveles de carnitina, CoQ10, glutatión o taurina, que son esenciales para la función del corazón?

Es una atención al "detalle científico"...

no es la práctica a diario de los médicos convencionales!

Y es simplemente porque el modelo de salud no deja actuar de esta forma!

Estamos entrenados para pensar patológicamente, lo que significa hacer un diagnóstico y prescribir un medicamento, una cirugía o un procedimiento radiológico para compensar el trastorno diagnosticado. Y si bien este modelo es muy correcto, especialmente para problemas agudos, no es la medicina que previene enfermedades y cada vez más para el tratamiento de las enfermedades crónicas, la medicina convencional es obsoleta.

Y qué decir del manejo que propone la medicina convencional con medicamentos a base de sustancias potencialmente tóxicas que no regulan las funciones corporales sino que, en la mayoría de los casos las bloquean, convirtiéndolos en fármacos francamente peligrosos.