5 batidos diuréticos

03.02.2018


Para acabar con la retención de líquidos es fundamental que incluyamos en nuestra dieta alimentos con propiedades diuréticas que además nos aporten un extra de vitaminas y otros nutrientes

La retención de líquidos es un trastorno inflamatorio que se desarrolla cuando el cuerpo no elimina los líquidos que se acumulan en sus tejidos.

No está catalogada como una enfermedad, pero sí es un síntoma de algunas enfermedades que comprometen la salud renal, cardiovascular y de las articulaciones.

Se caracteriza por una hinchazón notoria en las extremidades, casi siempre acompañada con una incómoda sensación de pesadez y hormigueo.

Es muy común entre las personas sedentarias, pero también aparece por los continuos cambios hormonales, el consumo excesivo de sal y el sobrepeso.

Si bien algunas veces se requiere la intervención de un profesional para su tratamiento, la mayoría de los casos se pueden solucionar de forma natural.

Una de las formas de combatirlo es a través del consumo de algunos batidos diuréticos que, por su combinación de ingredientes, promueven la desinflamación y el alivio de esta condición.

A continuación queremos compartir 5 interesantes recetas para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este problema.

1. Batido de melón y manzana

Tanto el melón como la manzana tienen componentes diuréticos que promueven la desinflamación de los tejidos y el equilibrio de los líquidos.

Estos, combinados con los nutrientes de la chía y los kiwis, le brindan al organismo un apoyo para el control de la hidropesía.

Ingredientes

2 rodajas de melón

1 manzana

2 kiwis

½ vaso de agua (100 ml)

1 cucharada de semillas de chía (10 g)

Preparación

Incorpora todos los ingredientes en el vaso de la licuadora, excepto las semillas de chía, y bátelo hasta obtener una bebida homogénea.

Sírvelo recién hecho, agrégale la cucharada de chía y consúmelo de inmediato.

Toma dos vasos al día, hasta aliviar la retención.

2. Batido de piña y té verde

La piña cuenta con una enzima conocida como bromelina que, además de su acción diurética, le confiere un efecto antiinflamatorio y digestivo.

Esta sustancia, combinada con los antioxidantes del té verde, le brinda al cuerpo muchos beneficios contra las enfermedades relacionadas con el edema.

Ingredientes

2 rodajas de piña

5 fresas

1 cucharada de semillas de lino (10 g)

½ vaso de té verde (100 ml)

Preparación

Pon todos los ingredientes en la licuadora y bátelos hasta conseguir una bebida homogénea.

Consúmelo una vez al día, mínimo tres veces a la semana.

3. Batido de pepino y perejil

El pepino está compuesto en un 90% de agua y, por ende, es uno de los mejores diuréticos para hacerle frente a la retención de líquidos.

Combinado con las propiedades del perejil crea un batido medicinal para controlar la inflamación y el dolor ocasionado por esta condición.

Ingredientes

½ pepino

5 ramas de perejil

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Trocea el pepino y mézclalo en la licuadora con las ramas de perejil y el vaso de agua.

Asegúrate de obtener una bebida homogénea y sin grumos, y consúmelo.

Tómalo una vez al día, todos los días.

4. Batido de piña y pomelo

La piña y el pomelo son frutas bajas en calorías que, por sus efectos diuréticos, contribuyen a reducir la retención de líquidos y el exceso de peso.

Su alto contenido de enzimas y compuestos antioxidantes mejora la salud renal y previene el desarrollo de problemas digestivos y cardiovasculares.

Ingredientes

3 rodajas de piña

1 cucharada de semillas de chía (10 g)

El jugo de 2 pomelos

½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

Trocea las rodajas de piña y mézclala en la licuadora con las semillas de chía y el zumo de dos pomelos.

Agrega el medio vaso de agua y, tras obtener un batido sin grumos, bébelo.

Consúmelo una vez al día.

5. Batido de papaya y piña

El batido natural de papaya y piña no solo es un remedio natural contra la hidropesía sino que, de paso, es un gran apoyo para el intestino y los procesos digestivos.

Ambos ingredientes contienen enzimas naturales que, tras ser absorbidas, combaten la inflamación y las dificultades de la digestión.

Su ingesta alimenta la flora microbiana del intestino y reduce el riesgo de enfermedades inflamatorias.

Ingredientes

3 rodajas de papaya

2 rodajas de piña

1 cucharada de semillas de lino (10 g)

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Retírale las semillas a las rodajas de papaya, córtalas en varios trozos y bátelas en la licuadora con la piña, las semillas de lino y el vaso de agua.

Procesa todo por un par de minutos y consúmelo sin colar.

Toma un vaso al día, mínimo durante dos semanas.

Anímate a preparar cualquiera de estas opciones y elimina los líquidos que afectan tu salud y tu peso.